Xunta y FADEMGA Plena inclusión Galicia unen esfuerzos para garantizar la accesibilidad cognitiva en el ámbito jurídico

El fin último de la iniciativa es eliminar las barreras de la justicia haciéndola más accesible a todos los ciudadanos

Xunta y FADEMGA Plena inclusión Galicia unen esfuerzos para garantizar la accesibilidad cognitiva en el ámbito jurídico

El conselleiro de Presidencia, Justicia y Deportes, D. Diego Calvo Pouso y el presidente de FADEMGA Plena inclusión Galicia, D. Eladio Fernández Pérez, acaban de firmar la continuidad del proyecto destinado a facilitar la comprensión de las informaciones de carácter jurídico a las personas con discapacidad intelectual, personas con problemas de comprensión lectora, personas mayores o personas extranjeras que tengan poco conocimiento de nuestro idioma.

Se trata de un proyecto pionero en nuestra comunidad, que comenzaba en el año 2019 con el fin de facilitar al colectivo de personas con discapacidad intelectual la compresión de los procesos judiciales y su resultado y que poco a poco se fue ampliando para dar respuesta a otros colectivos que podan tener dificultades de comprensión en este campo.

Desde la Federación recordamos que todas aquellas personas que deseen contar con la información jurídica en lectura fácil pueden solicitarlo a su operador jurídico (procurador/a, fiscal, abogado/a…) que posteriormente deriva la solicitud a FADEMGA para su adaptación.

El personal técnico de la Federación formado en el campo de la lectura fácil se encarga de la adaptación de los textos, que posteriormente pasan un proceso de validación a cargo de un grupo de personas con discapacidad intelectual, con el fin de garantizar la correcta comprensión de toda la información adaptada.

:: Reivindicación de la figura de la persona facilitadora

A pesar de que la adaptación de los contenidos es un paso importante hacia una mejor comprensión de los procesos judiciales, desde FADEMGA Plena inclusión Galicia también venimos reclamando la necesidad de fomentar la figura de la persona facilitadora, un profesional que apoye a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo cuando están inmersas en un proceso policial o judicial. Se trata de una figura que aparece recogida en la nueva Ley 8/2021 de 2 de junio, por la cual se reformó la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en su capacidad jurídica. Concretamente en su artículo 7 bis, donde se habla de la figura de un “profesional experto que realizará funciones de adaptación de los trámites legaless para que sean comprensibles para la persona con discapacidad”. 
 

:: Comprender nuestro entorno: un derecho recogido en la Convención de los derechos de las personas con discapacidad y en la Ley de accesibilidad de Galicia

La continuidad de este convenio da respuesta a un derecho recogido tanto en la Convención de los derechos de las personas con discapacidad de la ONU como en la Ley de Accesibilidad de Galicia. En el caso de la Convención de la ONU, esta recoge en su artículo 13 el derecho de acceder a la justicia en igualdad de condiciones, previendo la adopción de medidas de accesibilidad, ajustes de procedimiento y prestación de los apoyos necesarios para ello. Al mismo tiempo, la Ley de accesibilidad de Galicia 10/2014 de 3 de diciembre, contempla que las Administraciones públicas deben adaptar los sistemas de comunicación para hacerlos accesibles y comprensibles para todas las personas, empleando la lectura fácil.

:: La lectura fácil

La Lectura Fácil forma parte de una idea más amplia de accesibilidad cognitiva, destinada a que las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo puedan acceder a la información y a la comprensión de su entorno. En la actualidad hay una gran multiplicidad de iniciativas donde FADEMGA Plena inclusión colabora como son proyectos en el entorno periodístico (con revistas en Lectura Fácil), cultural (información de museos, obras de teatro, adaptación de novelas y clubes de lectura) y también del ámbito social (publicaciones sobre prevención de la violencia de género) y sanitario (información al paciente).

Las normas básicas de la Lectura Fácil consisten en usar oraciones simples y cortas, con la estructura de sujeto+verbo+complemento, escribir de modo directo, limitar el número de ideas, dar preferencia a la voz activa sobre la pasiva y recurrir siempre al mismo sinónimo. Igualmente, se evitan los tecnicismos, el lenguaje figurado, los tiempos verbales del subjuntivo y el condicional, las oraciones impersoais y complejas, las abreviaturas y siglas, el punto y coma, los puntos suspensivos y los incisos que rompen la continuidad.

Haz un comentario